Imprecación

Ninguno de vosotros verá mañana el día… ¿Estáis a bien con el Señor? ¿Conoció tu yunta buey y asno jun­tos? ¿Y tu cuerpo vestido de lana y lino? ¿Extraviásteis alguna vez a un ciego? ¿Sabéis cuantas son dos tórtolas más dos pichones? Vosotros, los que no distinguen una driza de un rizo, ni un briol de una bolina, merecéis que os arrojen al mar, así como a alguno de vuestros alimentos, el cerdo, que tiene la pezuña dividida y el pie hedido, pero no rumia, o el camello, que rumia, pero al que no se le ve dividida la pezuña. Cómaos el tiburón, abominable pez sin descanso, que tiene aletas pero no escamas…

Anuncios

Deja un comentario

Archivado bajo General

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s